Niveles altos de DHA en la Madre, ayuda en el desarrollo cerebral del bebé

Nuestras redes sociales :

El consumo de ácido docosahexaenoico (DHA), común en peces de agua fría como el salmón, por parte de la madre favorece el desarrollo cerebral del bebé, particularmente durante la gestación y en los primeros dos años de vida, señaló hoy un especialista.

"Los altos niveles plasmáticos de DHA en la madre y en la leche materna se relacionan directamente con mayor desarrollo cerebral y visual en los niños", dijo en un comunicado Héctor Cori, director científico de la empresa DSM.

Cori, junto con un grupo de expertos de la Universidad de Chile, de Emory en Estados Unidos y de la Universidad Iberoamericana de México, presentó esta evidencia científica durante el Congreso Latinoamericano de Nutrición realizado en la ciudad mexicana de Guadalajara (oeste).

Estos estudios comprueban por qué el estado nutricional de DHA de la madre en las etapas pregestacional, gestacional y durante la lactancia representa un factor importante para el desarrollo cognitivo del bebé.

"El DHA es el ácido graso omega-3 más abundante en el sistema nervioso central y periférico", explicó. El especialista dijo que el DHA constituye el 25 % del total de ácidos grasos presentes en el cerebro y el 97 % del total de ácidos grasos tipo omega-3 en la misma región. "Además, el DHA representa el 93 % del total de los ácidos grasos omega-3 en la retina y el 60 % de los ácidos grasos en las células fotorreceptoras de la retina", aseveró.

Desafortunadamente, abundó el especialista, los estudios apuntan también que los niveles de DHA en la leche materna han disminuido significativamente en las últimas tres décadas.

"Especialmente debido al bajo consumo de alimentos considerados buena fuente de DHA: pescados grasos de agua fría, como atún, salmón y sardina".

En la actualidad, el contenido de DHA en la leche materna varía significativamente en las diferentes poblaciones, encontrándose valores de 0,1 % hasta 1 % de DHA sobre el total de ácidos grasos. Respecto a la ingesta de DHA entre niños y niñas latinoamericanos, un estudio realizado en niños de 6 meses hasta 36 meses de edad demostró que la ingesta media diaria era de 48,9 miligramos.

Esto está muy por debajo de la recomendación de la European Food Safety Authority (EFSA) y de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que es de 100 miligramos por día para niños con más de 6 meses y hasta 36 meses.

"Teniendo esas evidencias como base, es imprescindible garantizar el aporte suficiente de DHA para las mujeres en las etapas de preconcepción, embarazo y lactancia", dijo el experto.

Cori dijo también que los niveles de DHA en las fórmulas infantiles también deben ser suficientes para aquellos casos en que la madre no pueda alimentar al bebé.
"Esto con el objetivo de un desarrollo óptimo durante los primeros 1.000 días y reducir el riego de enfermedades no transmisibles a lo largo de la vida adulta", sentenció Cori. 

Compartelo :

Google+ WhatsApp